Foro de InfoJardínFlores, plantas, jardinería, jardín en INFOJARDINInicio de InfoJardinArtículos sobre jardineríaFichas de plantasForo de jardineríaArchivo del Foro antiguo de InfoJardínGalerías de fotosComprar plantas
Retroceder   Foro de InfoJardín > COMUNIDAD > Otros temas no de plantas
Ayuda Miembros Calendario Buscar Temas de hoy Marcar foros como leídos

Viveros y jardinería online
www.planfor.es

El mayor vivero online de dimensión europea. Numerosas guías de compra y fichas llenas de consejos, miles de plantas y productos para el jardín.

Nos hemos mudado de foro, la nueva dirección es: http://foro.infojardin.com. Más info aquí.


 
 
Herramientas Buscar en Tema Desplegado
Antiguo 11/02/09, 22:33:10   #1
tigresa33
 
Avatar de tigresa33
 
Fecha de Ingreso: feb 2009
Ubicación: colombia
Mi galeria de fotos
Mensajes: 238
tigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoración
CUENTOS Y SUEÑOS PARA VIVIR




Érase una vez, en la cumbre de una montaña, tres pequeños árboles amigos que soñaban en grande sobre lo que el futuro deparaba para ellos.

El primer arbolito miró hacia las estrellas y dijo: "Yo quiero guardar tesoros. Quiero estar repleto de oro y ser llenado de piedras preciosas. Yo seré el baúl de tesoros mas hermoso del mundo".

El segundo arbolito observó un pequeño arroyo en sus camino hacia el mar y dijo: "Yo quiero viajar a través de mares inmensos y llevar a reyes poderosos sobre mi. Yo seré el barco mas importante del mundo".

El tercer arbolito miró hacia el valle y vio a hombres agobiados de tantos infortunios, fruto de sus pecados y dijo: "Yo no quiero jamas dejar la cima de la montaña. Quiero crecer tan alto que cuando la gente del pueblo se detenga a mirarme, levantarán su mirada al cielo y pensaran en Dios. Yo seré el árbol mas alto del mundo".

Los años pasaron. Llovió, brilló el sol y los pequeños árboles se convirtieron en majestuosos cedros. Un día, tres leñadores subieron a la cumbre de la montaña. El primer leñador miró al primer árbol y dijo: "¡Qué árbol tan hermoso!", y con la arremetida de su brillante hacha el primer árbol cayó. "Ahora me deberán convertir en un baúl hermoso, voy a contener tesoros maravillosos", dijo el primer árbol.

Otro leñador miró al segundo árbol y dijo: "¡Este árbol es muy fuerte, es perfecto para mi!". Y con la arremetida de su brillante hacha, el segundo árbol cayó. "Ahora deberé navegar mares inmensos", pensó el segundo árbol, "Deberé ser el barco mas importante para los reyes mas poderosos de la tierra".

El tercer árbol sintió su corazón hundirse de pena cuando el último leñador se fijó en el. El árbol se paró derecho y alto, apuntando al cielo. Pero el leñador ni siquiera miró hacia arriba, y dijo: "¡Cualquier árbol me servirá para lo que busco!". Y con la arremetida de su brillante hacha, el tercer árbol cayó.

El primer árbol se emocionó cuando el leñador lo llevó al taller, pero pronto vino la tristeza. El carpintero lo convirtió en una mero pesebre para alimentar las bestias. Aquel árbol hermoso no fue cubierto con oro, ni contuvo piedras preciosas. Fue solo usado para poner el pasto.

El segundo árbol sonrió cuando el leñador lo llevó cerca de un embarcadero. Pero no estaba junto al mar sino a un lago. No habían por allí reyes sino pobres pescadores. En lugar de convertirse en el gran barco de sus sueños, hicieron de el una simple barcaza de pesca, demasiado chica y débil para navegar en el océano. Allí quedó en el lago con los pobres pescadores que nada de importancia tienen para la historia..

Pasó el tiempo y una noche, brilló sobre el primer árbol la luz de una estrella dorada. Una joven puso a su hijo recién nacido en aquel humilde pesebre. "Yo quisiera haberle construido una hermosa cuna", le dijo su esposo... La madre le apretó la mano y sonrió mientras la luz de la estrella alumbraba al niño que apacible dormía sobre la paja y la tosca madera del pesebre. "El pesebre es hermoso" dijo la madre y, de repente, el primer árbol comprendió que contenía el tesoro mas grande del mundo.

Pasaron los años y una tarde, un gentil maestro de un pueblo vecino subió con unos pocos seguidores a bordo de la vieja barca de pesca. El maestro, agotado, se quedó dormido mientras el segundo árbol navegaba tranquilamente sobre el lago. De repente, una impresionante y aterradora tormenta se abatió sobre ellos. El segundo árbol se llenó de temor pues las olas eran demasiado fuertes para la pobre barca en que se había convertido. A pesar de sus mejores esfuerzos, le faltaban las fuerzas para llevar a sus tripulantes seguros a la orilla. ¡Naufragaba!. ¡que gran pena, pues no servía ni para un lago!. Se sentía un verdadero fracaso. Así pensaba cuando el maestro, sereno, se levanta y, alzando su mano dio una orden: "calma". Al instante, la tormenta le obedece y da lugar a un remanso de paz. De repente el segundo árbol supo que llevaba a bordo al rey del cielo, tierra y mares.

El tercer árbol fue convertido en sendos leños y por muchos años fueron olvidados como escombros en un oscuro almacén militar. ¡Qué triste yacía en aquella penuria inútil, qué lejos le parecía su sueño de juventud!

De repente un viernes en la mañana, unos hombres violentos tomaron bruscamente esos maderos. El tercer árbol se horrorizó al ser forzado sobre las espaldas de un inocente que había sido golpeado sin misericordia. Aquel pobre reo lo cargó, doloroso, por las calles ante la mirada de todos. Al fin llegaron a una loma fuera de la ciudad y allí le clavaron manos y pies. Quedo colgado sobre los maderos del tercer árbol y, sin quejarse, solo rezaba a su Padre mientras su sangre se derramaba sobre los maderos. el tercer árbol se sintió avergonzado, pues no solo se sentía un fracasado, se sentía además cómplice de aquél crimen ignominioso. Se sentía tan vil como aquellos blasfemos ante la víctima levantada.

Pero el domingo en la mañana, cuando al brillar el sol, la tierra se estremeció bajo sus maderas, el tercer árbol comprendió que algo muy grande había ocurrido. De repente todo había cambiado. Sus leños bañados en sangre ahora refulgían como el sol. ¡Se llenó de felicidad y supo que era el árbol mas valioso que había existido o existirá jamás pues aquel hombre era el rey de reyes y se valió de el para salvar al mundo!

La cruz era trono de gloria para el rey victorioso. Cada vez que la gente piense en él recordarán que la vida tiene sentido, que son amados, que el amor triunfa sobre el mal. Por todo el mundo y por todos los tiempos millares de árboles lo imitarán, convirtiéndose en cruces que colgarán en el lugar mas digno de iglesias y hogares. Así todos pensarán en el amor de Dios y, de una manera misteriosa, llegó a hacerse su sueño realidad. El tercer árbol se convirtió en el mas alto del mundo, y al mirarlo todos pensarán Dios


No está online Reportar spam al administrador  
Antiguo 12/02/09, 12:45:53   #2
tigresa33
 
Avatar de tigresa33
 
Fecha de Ingreso: feb 2009
Ubicación: colombia
Mi galeria de fotos
Mensajes: 238
tigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoración
Re: CUENTOS Y SUEÑOS PARA VIVIR



Donde esta la felicidad?....

Se cuenta que antes de que la humanidad existiera, se reunieron varios duendes para hacer una travesura.
Uno de ellos dijo:
-Pronto serán creados los humanos. No es justo que tengan tantas virtudes y tantas posibilidades. Deberíamos hacer algo para que les sea más difícil seguir adelante. Llenémoslos de vicios y de defectos; eso los destruirá.
El más anciano de los duendes dijo:
-Está previsto que tengan defectos y dobleces, pero eso sólo servirá para hacerlos más completos. Creo que debemos privarlos de algo que, aunque sea, les haga vivir cada día un desafío.
-¡Qué divertido! —dijeron todos.
Pero un joven y astuto duende, desde un rincón, comentó:
-Deberíamos quitarles algo que sea importante... ¿pero qué?
Después de mucho pensar, el viejo duende exclamó:
-¡Ya sé! Vamos a quitarles la llave de la felicidad.
-¡Maravilloso... fantástico... excelente idea! —gritaron los duendes mientras bailaban alrededor de un caldero.
El viejo duende siguió:
-El problema va a ser dónde esconderla para que no puedan encontrarla.
El primero de ellos volvió a tomar la palabra:
-Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo.
A lo que inmediatamente otro miembro repuso:
-No, recuerda que tienen fuerza y son tenaces; fácilmente, alguna vez, alguien puede subir y encontrarla, y si la encuentra uno, ya todos podrán escalarlo y el desafío terminará.
Un tercer duende propuso:
-Entonces vamos a esconderla en el fondo del mar.
Un cuarto todavía tomó la palabra y contestó:
-No, recuerda que tienen curiosidad; en determinado momento algunos construirán un aparato para poder bajar y entonces la encontrarán fácilmente.
El tercero dijo:
-Escondámosla en un planeta lejano a la Tierra.
A lo cual los otros dijeron:
-No, recuerda su inteligencia, un día alguno van a construir una nave en la que puedan viajar a otros planetas y la van a descubrir.
Un duende viejo, que había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas de los demás, se puso de pie en el centro y dijo:
-Creo saber dónde ponerla para que realmente no la descubran. Debemos esconderla donde nunca la buscarían.
Todos voltearon asombrados y preguntaron al unísono:
-¿Dónde?
El duende respondió:
-La esconderemos dentro de ellos mismos... muy cerca del corazón...
Las risas y los aplausos se multiplicaron. Todos los duendes tan:
-¡Ja... Ja... Ja...! Estarán tan ocupados buscándola fuera, desesperados, sin saber que la traen consigo todo el tiempo.
El joven escéptico acotó:
-Los hombres tienen el deseo de ser felices, tarde o temprano alguien será suficientemente sabio para descubrir dónde está la ve y se lo dirá a todos.
-Quizá suceda así —dijo el más anciano de los duendes—, pero los hombres también poseen una innata desconfianza de las cosas simples. Si ese hombre llegara a existir y revelara que el secreto está escondido en el interior de cada uno, nadie le creerá.

Encontrar el sentido de tu vida es descubrir
la llave de la felicidad.

Muchas gracias por estar a la escucha.
__________________
Un amigo es un regalo que te haces a ti mismo
.

No está online Reportar spam al administrador  
Antiguo 12/02/09, 13:03:11   #3
-____
 
Fecha de Ingreso: oct 2008
Mi galeria de fotos
Mensajes: 213
-____ tiene una valoración más allá de la valoración-____ tiene una valoración más allá de la valoración-____ tiene una valoración más allá de la valoración-____ tiene una valoración más allá de la valoración-____ tiene una valoración más allá de la valoración-____ tiene una valoración más allá de la valoración-____ tiene una valoración más allá de la valoración-____ tiene una valoración más allá de la valoración-____ tiene una valoración más allá de la valoración-____ tiene una valoración más allá de la valoración-____ tiene una valoración más allá de la valoración
Re: CUENTOS Y SUEÑOS PARA VIVIR

El ángel de los dulces sueños. Cuentos para chicos. Cuentos educativos infantiles. Cuentos para dormir. Cuentos de ángeles. Material educativo.



Hace millones de años, cuando Dios creó el mundo, también creó a los angelitos. Los angelitos son seres celestiales, muy trabajadores y alegres, siempre dispuestos a ayudar a los demás. El día en que Dios los creó, realmente estaba muy ocupado tratando de que cada uno de ellos fuera bueno, bello y alegre. Luego de crearlos, le dio una ocupación especial a cada uno: unos trabajarían como ángeles de la guarda de chicos o grandes; otros harían que la gente se enamorara, etc. Sin embargo, tan ocupado estaba Dios ese día, que al terminar su tarea –cansado, pero contento–, no se dio cuenta de que a un angelito no le había encomendado ningún trabajo especial y tampoco le había puesto nombre. ¡Qué distraído! pensarás vos ¿no? Para colmo de males, este pobre angelito tenía una particularidad: dormía de día y pasaba la noche despierto. Por más que lo intentara, jamás podía dormirse de noche y se quedaba dormidísimo de día.
Este angelito sin nombre e insomne un día decidió hablar con Dios, ya que no sólo no le gustaba no tener un nombre, sino que también se aburría como un hongo, porque no hacía nada y cuando quería jugar con otros angelitos, éstos lógicamente dormían, porque era de noche.
Un día se presentó ante Dios y le dijo:
–Padre, no quiero parecerte atrevido, pero al crear a mis hermanitos y a mí, con todo el trabajo que tuviste, te olvidaste de ponerme un nombre.
–¿Cómooooo? –preguntó Dios sorprendido y abriendo sus hermosos ojos cual dos pelotas de fútbol–. ¡Eso no es posible!
–Sí, Padre –respondió el angelito–. No sólo es posible, sino que también olvidaste darme un trabajo especial, una tarea que pueda cumplir yo solito.
–¿En serio? –volvió a preguntar Dios confundido y con los ojos igual de abiertos que antes–. ¡¡¡Caramba!!! –agregó preocupado.
–Además, Padre, no sé por qué razón, duermo durante el día y estoy toda la noche despierto.
–Eso sí que es grave –comentó Dios.
–¿Qué es lo grave, Padre? ¿Que me aburra o que tenga el sueño cambiado?
–Lo grave es, hijo mío, que al dormir de día, es difícil darte una tarea. ¿Qué trabajo podrías realizar durante la noche, mientras todas las personas, y sobre todos los chicos, allí abajo, tratan de descansar?

Fue allí cuando el angelito sin nombre tuvo una idea genial. Como él nunca dormía de noche, se dedicaba a observar a los chicos que no podían dormir, a los que tenían miedo a la oscuridad, a los que, cuando lograban dormirse, tenían pesadillas, a los que se querían pasar siempre a la cama de su papá y su mamá, a los que se abrazaban a un muñeco buscando un consuelo que no encontraban, porque el sueño no venía.
Entonces, recordando todas estas cosas que veía por la noche y que le producían tristeza e impotencia, le contó esto a Dios y le pidió que su tarea especial fuera velar por el sueño de cada niño. Ya que él no dormía de noche, pasaría todo ese tiempo cuidando a los chicos, arropándolos, cantándoles canciones de cuna, alcanzándoles los ositos que se cayeran de la cama, iluminando con su luz la oscuridad de la habitación, cerrando puertas de placares de los cuales los chicos nunca saben qué puede salir. Dios se quedó pensando en la propuesta del angelito y viéndolo tan, pero tan, pero tan entusiasmado, le dijo que sí.
–Ahora nos queda una última cosa por arreglar –dijo el angelito a Dios.
–¿A qué te refieres hijo mío? –preguntó Dios intrigado (ya no tenía los ojos tan grande, medianitos no más).
–Quisiera tener un nombre, Padre…, digo…, si no es mucho pedirte.
–¡Qué distraído! ¡Caramba, que ya me olvidaba otra vez! ¿Y cómo quieres llamarte?
–Pues… no lo sé…
–¡Ya sé! –gritó Dios entusiasmado como perro con huesito nuevo–. Te llamaré “El Ángel de los Dulces Sueños”. ¿Qué te parece?
–Es un poco largo, Padre, ¿los chicos se acordarán de mi nombre completo para llamarme cuando tengan miedo por la noche?
–Yo te aseguro que sí, hijo mío, jamás olvidarán tu nombre, ni siquiera cuando crezcan.
El Angelito de los Dulces Sueños empezó con entusiasmo a trabajar esa misma noche. Recorrió casa por casa, camita por camita, cerró puertas, iluminó corazones, hizo callar truenos, besó frentes, acarició cabecitas y alcanzó ositos.
Cuando el día comenzó, muy cansado pero más que feliz, subió a su nube y allí se acurrucó para dormir, esta vez como merecido descanso.
Antes de dormirse, se preguntó una vez más si su nombre sería recordado por los chicos de la Tierra, y con ese pensamiento se durmió ése y todos los días que siguieron.
Pasó el tiempo y cada noche, al despertarse, el Angelito de los Dulces Sueños se mostraba ansioso de volver a cumplir con su tarea de cada día. Se arreglaba las alitas, planchaba su túnica con mucho cuidado, lustraba la aureola y empezaba su camino hacia la Tierra.
Un día, cuando estaba por llegar a la primera casa, escuchó la siguiente conversación:
–¿Sabés, mami? –dijo un chico.
–¿Qué? –contestó su mamá.
–Ayer no me costó dormir y no tuve nada de miedo ¿sabías?
–¡Cuánto me alegro, mi amor! –dijo su mami, feliz–. ¿Y por qué fue?
–Soñé con un ángel que me cuidaba por la noche, que alejaba las pesadillas, que me arropaba y besaba en la frente ¿y sabés otra cosa? Se llama igual que el angelito del cual cuenta siempre el abuelo: “El Ángel de los dulces sueños”. El nombre es un poco largo, pero lindo ¿no mami?
Así fue que el angelito comprendió cuánta razón tenía Dios. Nadie había olvidado su nombre y nadie lo haría jamás. Su corazón se llenó de una inmensa felicidad al entender que mientras hubiera chicos en el mundo, su trabajo especial jamás terminaría. Y lo que era mejor aún, cuando esos chicos crecieran y ya se durmieran solitos y sin miedo, igual recordarían su nombre con una sonrisa tan pero tan grande como la que él tenía en ese momento.
¡Dulces sueños!

Hecho el depósito de ley 11.723. Derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial.
No está online Reportar spam al administrador  
Antiguo 12/02/09, 14:24:57   #4
tigresa33
 
Avatar de tigresa33
 
Fecha de Ingreso: feb 2009
Ubicación: colombia
Mi galeria de fotos
Mensajes: 238
tigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoración
Re: CUENTOS Y SUEÑOS PARA VIVIR




Gracias por compartir

Hermoso aporte.

Te deseo un feliz dia



No está online Reportar spam al administrador  
Antiguo 13/02/09, 11:39:44   #5
tigresa33
 
Avatar de tigresa33
 
Fecha de Ingreso: feb 2009
Ubicación: colombia
Mi galeria de fotos
Mensajes: 238
tigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoración
Re: CUENTOS Y SUEÑOS PARA VIVIR



" La visita de tu vida "


Un señor hacía una visita turística por Europa.
Al llegar al Reino Unido, compró en el aeropuerto una guía de los castillos.
El más llamativo de los castillos era el que tenía un anuncio que decía : " La visita de tu vida " y se le recomendaba muy especialmente.
Intrigado por lo diferente de la propuesta, el hombre llamó desde su hotel esa misma tarde y acordó un horario de visita.
Muchas veces sucede que , basta que uno tenga una cita importante, con hora precisa y necesidad de ser puntual, algo se complica, y esta vez eso sucedió, y el hombre llegó diez minutos tarde.
Se presentó ante un recepcionista con falda a cuadros, que lo esperaba y le dio la bienvenida.
- ¿ Los demás ya pasaron con el guía ? - preguntó al no ver ningún otro visitante.
- ¿ Los demás ? - dijo el hombre- No, las visitas son individuales y no tenemos guías.
Le explicó un poco la historia del castillo y le marcó algunos detalles sobre los que debería prestar especial atención: las pinturas en los muros, las armaduras del altillo, las máquinas de guerra, las catacumbas.
Dicho esto, le dio una cuchara y le pidió que la sostuviera en forma horizontal, con la parte cóncava hacia el techo.
- ¿ Y esto ?- preguntó el visitante.
- Nosotros no cobramos el derecho a la visita - aclaró el recepcionista- y para evaluar el costo de su paseo por el castillo, recurrimos a este mecanismo.
Cada visitante lleva una cuchara como esta, llena hasta el borde con arena fina.
Después de su recorrida, pesamos la arena que ha quedado en la cuchara y le cobramos 1 libra por cada gramo que haya perdido.
- ¿ Y si no pierdo ni 1 gramo ?
- Ah, mi querido señor, entonces su visita al castillo será gratuita.
Entre divertido y sorprendido por la propuesta, el hombre vio cómo el recepcionista llenaba de arena la cuchara, y comenzó su recorrido.
Confiando en su pulso, subió las escaleras muy despacio y con la vista tan fija en la cuchara , que no vio las pinturas de la pared.
Al llegar a la sala de armaduras, prefirió no entrar porque sintió que había viento allí y este le haría volar la arena de la cuchara, y entonces decidió bajar nuevamente de manera cuidadosa.
Al pasar por el salón que exhibía las máquinas de guerra, se dio cuenta de que para verlas con detenimiento, debía inclinarse mucho y muy forzadamente, y eso implicaría seguramente, derramar algo del contenido de su cuchara, así que se conformó con mirarlas de lejos.
Otro tanto le pasó cuando vio que debía bajar por unas escaleras muy empinadas que conducían a las catacumbas.
Decidió regresar, sin bajar a verlas, y llegó hasta el punto de partida y caminó muy contento hacia el hombre de la falda escocesa que lo aguardaba con una balanza.
Allí vació el contenido de su cuchara y esperó el dictamen.
- Asombroso ! - le dijo éste- ha perdido menos de medio gramo, lo felicito y tal como usted predijo, esta visita le ha salido gratis.
- Gracias....
- Y dígame : ¿ Ha disfrutado usted de la visita ? - preguntó el recepcionista
El turista dudó y, por último, decidió ser sincero.
- La verdad es que no mucho, estaba tan preocupado por cuidar la arena que no tuve oportunidad de mirar lo que usted me señaló.
- Que barbaridad !... Mire, voy a hacer una excepción.
Voy a llenarle otra vez la cuchara, y ahora olvídese de cuanto derrama, faltan 12 minutos para el turno del próximo visitante.
Vaya y regrese antes de que él llegue.
Sin perder tiempo, el turista tomó la cuchara, corrió hacia el altillo, al llegar le dio una mirada rápida a las armaduras, bajó más que corriendo a las catacumbas y llenó las escaleras de arena.
No se quedó allí más que un momento porque los minutos pasaban y prácticamente voló hacia la sala de máquinas de guerra, y al inclinarse para verlas, se le cayó la cuchara y derramó todo el contenido de arena que quedaba en ella.
Miró su reloj, habían pasado 11 minutos.
Entonces, salió casi sin ver las máquinas y corrió hasta el recepcionista, a quien entregó la cuchara vacía.
- Bueno - le dijo este- esta vez sin arena, no se preocupe, teníamos un trato
- ¿ Que tal ? ¿ Ahora disfrutó la visita ?
El turista dudó unos momentos y respondió :
- La verdad, es que no, estuve tan preocupado en llegar antes que el otro, que perdí toda la arena, y además no disfruté nada.
El hombre de la falda, encendió su pipa y le dijo :
" Hay quienes cuando recorren el castillo : " la visita de su vida ", tratan de que no les cuesta nada, y no pueden disfrutarlo.
Hay otros tan apurados en llegar pronto, que lo pierden todo y sin disfrutarlo.
Unos pocos, aprenden esta lección, y se toman su tiempo para cada recorrido.
Descubren y disfrutan cada rincón, cada paso.
Saben que no será gratuito, pero entienden que los costos de vivir valen la pena


No está online Reportar spam al administrador  
Antiguo 14/02/09, 13:21:53   #6
tigresa33
 
Avatar de tigresa33
 
Fecha de Ingreso: feb 2009
Ubicación: colombia
Mi galeria de fotos
Mensajes: 238
tigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoración
Re: CUENTOS Y SUEÑOS PARA VIVIR



LA MEDIA COBIJA:
tomado de la red.


Don Roque era ya un anciano cuando murió su esposa, durante largos años había trabajado con ahínco para sacar adelante a su familia. Su mayor deseo era ver a su hijo convertido en un hombre de bien, respetado por los demás, ya que para lograrlo dedicó su vida y su escasa fortuna.
A los 70 años Don Roque se encontraba sin fuerzas, sin esperanzas, solo y lleno de recuerdos. Esperaba que su hijo, brillante profesional, le ofreciera su apoyo y comprensión, pero veía pasar los días sin que este apareciera y decidió por primera vez en su vida pedirle un favor a su hijo.
Don Roque tocó la puerta de la casa donde vivía su hijo con su familia.
- ¡Hola papá! ¡Qué milagro que vienes por aquí!
- Ya sabes que no me gusta molestarte, pero me siento muy solo, además estoy cansado y viejo.
- Pues a nosotros, nos da mucho gusto que vengas a visitarnos, ya sabes que esta es tu casa.
- Gracias hijo, sabía que podía contar contigo, pero temía ser un estorbo. Entonces ¿no te molestaría que me quedara a vivir con ustedes? ¡me siento tan solo!
- ¿Quedarte a vivir aquí?, sí... claro... pero no se si estarías a gusto. Tú sabes, la casa es chica, mi esposa es muy especial...y luego los niños..
- Mira hijo, si te causo muchas molestias olvídalo, no te preocupes por mí, alguien me tenderá la mano.
- No padre no es eso, sólo que... no se me ocurre dónde podrías dormir. No puedo sacar a nadie de su cuarto, mis hijos no me lo perdonarían... o sólo que no te moleste dormir en el patio...
- ¿Dormir en el patio? Está bien.
El hijo de Don Roque llamó a su hijo Luis de 12 años:
- Dime papá.
- Mira hijo, tu abuelo se quedará a vivir con nosotros. Tráele una cobija para que se cubra en la noche.
- Sí, con gusto papá... ¿y dónde va a dormir?
- En el patio, no quiere que nos incomodemos por su culpa.
Luis subió por la cobija, tomó unas tijeras y la cortó en dos partes.
En ese momento llegó su padre:
- ¿Qué haces Luis? ¿Por qué cortas la manta de tu abuelo?
- Sabes papá, estaba pensando...
- ¿Pensando qué?
- En guardar la mitad de la cobija para cuando tú seas viejo y vayas a vivir a mi casa.



No está online Reportar spam al administrador  
Antiguo 15/02/09, 15:44:23   #7
tigresa33
 
Avatar de tigresa33
 
Fecha de Ingreso: feb 2009
Ubicación: colombia
Mi galeria de fotos
Mensajes: 238
tigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoración
Re: CUENTOS Y SUEÑOS PARA VIVIR



¿"lo tienes todo"?


Se acercaba mi cumpleaños y quería ese año pedir un deseo especial al apagar las velas de mi pastel.

Caminando por el parque me senté al lado de un mendigo que estaba sentado en uno de los bancos, el más retirado, viendo dos palomas revolotear cerca del estanque y me pareció curioso ver al hombre de aspecto abandonado, mirar las avecillas con una sonrisa en la cara que parecía eterna. Me acerqué a él con la intención de preguntarle por qué estaba tan feliz.

Quise también sentirme afortunado al conversar con él para sentirme más orgulloso de mis bienes, por que yo era un hombre al que no le faltaba nada, tenía mi trabajo que me producía mucho dinero, claro como no iba a producírmelo trabajando tanto, tenía mis hijos a los cuales gracias a mi esfuerzo tampoco les faltaba nada y tenían los juguetes que quisiesen tener.

En fin gracias a mis interminables horas de trabajo no les faltaba nada ni a mi esposa ni a mi familia completa.

Me acerqué entonces al hombre y le pregunte, ¿Caballero que pediría usted como deseo en su cumpleaños?. Pensando yo que el hombre me contestaría que dinero y así de paso yo darle unos billetes que tenia y hacer la obra de caridad del año. No sabe usted mi asombro cuando el hombre me contesta lo siguiente con la misma sonrisa en su rostro que no se le había borrado y nunca se le borró.

Amigo si pidiese algo más de lo que tengo sería muy egoísta, yo ya he tenido de todo lo que necesita un hombre en la vida y más. Vivía con mis padres y mi hermano antes de perderlos una tarde de junio, hace mucho, conocí el amor de mi padre y mi madre que se desvivían por darme todo el amor que le será posible dentro de nuestras limitaciones económicas. Al perderlos, sufrí muchísimo pero entendí que hay otros que nunca conocieron ese amor que yo si y me sentí mejor.

Cuando joven conocí una niña de la cual me enamoré perdidamente, un día la besé y estalló en mí el amor hacia aquella joven tan bella que cuando luego se marcho, mi corazón que sufría tanto, recordé ese momento y pensé que hay personas que nunca han conocido el amor y me sentí mejor. Un día en este parque un niño correteando cayó al piso y comenzó a llorar, yo fui, lo ayude a levantarse, le sequé las lágrimas con mis manos y jugué con él por unos instantes más y aunque no era mi hijo me sentí padre, y me sentí feliz porque pensé que muchos no han conocido ese sentimiento.

Cuando siento frío y hambre en el invierno, recuerdo la comida de mi madre y el calor de nuestra pequeña casita y me siento mejor porque hay otros que nunca lo han sentido y tal vez no lo sientan nunca. Cuando consigo dos piezas de pan comparto una con otro mendigo del camino y siento el placer que da compartir con quien lo necesita, y recuerdo que hay unos que jamás sentirán esto.

Mi querido amigo, que más puedo pedir a Dios o a la vida cuando lo he tenido todo, y lo más importante es que estoy consciente de ello.

Puedo ver la vida en su más simple expresión, como esas dos palomitas jugando, ¿qué necesitan ellas?. Lo mismo que yo, nada. Estamos agradecidos del cielo de ésto, y sé que usted pronto lo estará también.

Miré hacia el suelo un segundo como perdido en la grandeza de las palabras de aquel sabio que me había abierto los ojos en su sencillez, cuando miré a mi lado ya no estaba, sólo las palomitas y un arrepentimiento enorme de la forma en que había vivido sin haber conocido la vida. Jamás pensé que aquel mendigo, Me daría el regalo más precioso que se le puede dar a un ser humano...

LA HUMILDAD.



No está online Reportar spam al administrador  
Antiguo 17/02/09, 18:51:09   #8
tigresa33
 
Avatar de tigresa33
 
Fecha de Ingreso: feb 2009
Ubicación: colombia
Mi galeria de fotos
Mensajes: 238
tigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoración
Re: CUENTOS Y SUEÑOS PARA VIVIR



Puede ser que me equivoque, no lo sé.
Podría estar mal todo y sólo ser un sueño del que no puedo despertar. La vida vale tan poco para aquellos que no tienen un motivo para existir...


Una noche de luna llena: en un misterioso parque , un hada se encontraba triste y sola porque habia perdido sus magicos poderes ...
Como las hadas no tienen miedo a los horarios nocturnos , andaba con la misma soltura que cualquier ser vivo de la especie humana del genero femenino por un shoping ...
La hadita recorria de un arbol a otro para ver si en alguno de ellos podria encontrar a sus "poderes magico" cuando la luna cansada de verla, ya fatigada y preocupada la llama y le dice : "hadita del bosque ...tu ...si tu , la que perdio sus poderes magicos y los buscas de arbol en arbol ...Te llamo para decirte algo que puede interesarte ."
La hadita en un primer momento creyo estar enloquesiendo ,penso que era imposible que la luna hablara con ella , sin embargo , continuo escuchandola ."Hadita , tcon mucha atencion .
"Todo lo que debes hacer - le dijo la luna a la pequeña hada- es irte a descansar ...tus poderes apareceran cuando salga el Rey Sol en la mañana..."
Asi que la hadita luego de agradecerle, y no muy convencida de dejar sus poderes magicos perdidos por ahi , sin encontrarlos, se fue a descansar a una de las ramitas de un arbol donde era su hogar.
Durmio profundamente ,y al salir el Sol se dio cuenta de que ya tenia de nuevo sus magicos poderes : alegria , amor por la vida,optimismo,confianza en si misma...
La reflexion de este cuento corto seria :
cuando estes cansado,te sientas perdido ,que no encuentras tu poder interior : descansa...cada mañana al nacer el Sol...trae nuevas fuerzas, nuevas ideas con ellas nuevas esperanzas


No está online Reportar spam al administrador  
Antiguo 18/02/09, 12:46:36   #9
tigresa33
 
Avatar de tigresa33
 
Fecha de Ingreso: feb 2009
Ubicación: colombia
Mi galeria de fotos
Mensajes: 238
tigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoracióntigresa33 tiene una valoración más allá de la valoración
Re: CUENTOS Y SUEÑOS PARA VIVIR




¿ Los sueños se hacen realidad ?


Había una vez un gusano que se había enamorado de una flor.
Era ,por supuesto, un amor imposible, pero el gusano no quería seducirla ni hacerla su pareja.
Ni siquiera quería hablarle de amor.
El solamente soñaba con llegar hasta ella y darle un beso.
Un solo beso.
Cada día y cada tarde el gusano miraba a su amada cada vez más alta, cada vez más lejos.
Cada noche soñaba que finalmente llegaba a ella y la besaba.
Un día, el gusanito decidió que no podía seguir soñando cada noche con la flor y no hacer nada para cumplir su sueño.
Así que, valientemente, avisó a sus amigos , los escarabajos, las hormigas y las lombrices, que treparía por el tallo para besar a la flor.
Todos coincidieron en que estaba loco, y la mayoría intentó disuadirlo.
No hubo caso, el gusano llegó arrastrándose hasta la base del tallo y comenzó la escalada.
Trepó toda la mañana y toda la tarde, y cuando el sol se ocultó, sus músculos estaban exhaustos.
-" Haré noche agarrado del tallo, pensó, y mañana seguiré subiendo"
" Estoy más cerca que ayer ", pensó, aunque sólo había avanzado 10 centímetros y la flor estaba a más de 1 metro y medio de altura.
Sin embargo, lo peor fue que mientras el gusano dormía, su cuerpo viscoso y húmedo resbaló por el tallo y a la mañana el gusano amaneció donde había comenzado un día antes.
El gusano miró hacia arriba y pensó que debía redoblar los esfuerzos durante el día y aferrarse mejor durante la noche.
De nada sirvieron las buenas intenciones.
Cada día el gusano trepaba y cada noche resbalaba otra vez hasta el piso.
Sin embargo, cada noche, mientras descendía sin saberlo, seguía soñando con su beso deseado.
Sus amigos le pidieron que renunciara a su sueño o que soñara otra cosa, pero el gusano sostuvo con razón que no podía cambiar lo que soñaba cuando dormía y que si renunciaba a sus sueños, dejaría de ser quien era.
Todo siguió igual durante días, hasta que una noche....una noche....el gusano soñó tan intensamente con su flor, que los sueños se transformaron en alas y a la mañana el gusano despertó convertido en la mariposa que estaba destinado a ser, desplegó sus alas, voló hacia la flor.... y la besó.
Nunca desistas de tus sueños, están allí, llegaron a ti, para que un día se conviertan en realidad.


No está online Reportar spam al administrador  
 

Herramientas Buscar en Tema
Buscar en Tema:

Búsqueda Avanzada
Desplegado

Normas de Publicación
no Puedes crear nuevos temas
no Puedes responder a temas
no Puedes adjuntar archivos
no Puedes editar tus mensajes

El código vB está habilitado
Las caritas están habilitado
Código [IMG] está habilitado
Código HTML está deshabilitado
Saltar a Foro


La franja horaria es GMT -6. Ahora son las 07:51:35.